Logos finales-06.png
gas1.jpg

Fábrica de Gas
San Borja

 

Desde 1856, el suministro de gas de la ciudad estaba a cargo de la Fábrica de Gas de San Miguel, ubicada en calle Moneda esquina Cumming. A fines del siglo XIX esta instalación ya no era suficiente para abastecer la creciente demanda de gas en el ámbito doméstico e industrial, por lo que en 1910 se inaugura con expectación, la Fábrica de Gas San Borja, situada próxima a la Estación Central.
 
 
 

Tiempo después, se construye su primer gasómetro, cimentado de fierro y ladrillo, con materiales importados de Europa, el que se convirtió en una de las edificaciones más características del barrio. La Fábrica de Gas San Borja fue ampliándose de manera paulatina y a su alrededor, se instaló un “policlínico que entregaba atención médica a los obreros y sus familiares; como también espacios para la recreación y el deporte”. Sus trabajadores fueron reconocidos por su férrea capacidad de organización, los que, por medio de huelgas y manifestaciones, lograron el justo mejoramiento de sus condiciones laborales.

gas2.jpg
 

En 2015 el gasómetro dio fin a sus operaciones industriales, convirtiéndose en un hito del patrimonio cultural de nuestro país.